DISECO

Desarrollo y comunicación

Cómo diseñar una cocina familiar práctica y acogedora

COMPARTE

Si hay niños en casa, aumentan las exigencias a la cocina. Pero, ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de planificar una cocina familiar que funcione bien y qué pequeños trucos se pueden utilizar para crear suficiente espacio para cocinar (de forma segura) con los niños? ¡Los expertos planificadores de cocinas de Mayfrio te cuentan los aspectos más importantes a la hora de diseñar tu nueva cocina familiar!

Si se planifica correctamente, una cocina familiar ofrece innumerables posibilidades y espacio para el desarrollo de toda la familia. Incluso si aún no tienes hijos, tiene sentido considerar la posibilidad de tenerlos al planificar tu cocina, especialmente en un condominio o en tu propia casa. Diseña tu cocina desde el principio para que tenga mucho espacio de almacenamiento y almacenamiento. Porque si de repente aparecen en casa biberones, platos desordenados y el caos infantil, ya lo tendrás todo bajo control.

Planifica generosamente tu cocina familiar

Lo que nos lleva al punto más importante. ¡Lo que una cocina familiar necesita sobre todo es mucho espacio!

No sólo en los armarios de la cocina debe haber suficiente espacio de almacenamiento, sino que también el espacio entre los muebles, en la encimera y en la mesa del comedor debe ser generoso.

Lo fundamental es una buena distribución del espacio que permita disponer de superficies de trabajo amplias y, al mismo tiempo, permitir recorrer distancias lo más cortas posibles en el llamado triángulo operativo (preparar, cocinar, fregar). En muchos casos, una isla de cocina es especialmente adecuada para ello, donde también puede encontrar su lugar el libro de cocina abierto. Sin embargo, necesita un espacio suficientemente grande y es especialmente adecuado si se trata de una cocina abierta que desemboca en un comedor o sala de estar más espacioso.

Las cocinas en forma de L y, posiblemente, en forma de U, son especialmente adecuadas para habitaciones más pequeñas. Estas formas de cocina ofrecen mucho espacio para armarios y encimeras circundantes.

La necesidad de espacio une a todas las cocinas familiares. Sin embargo, en cuanto a uso y estilo, las necesidades de cada familia son diferentes. En consecuencia, la cocina debe adaptarse individualmente.

¿Espacio unipersonal o cocina con niños?

En las diferentes fases del desarrollo, los niños unas veces quieren ayudar más y otras menos con la preparación de los alimentos en la cocina. Pero esto también significa que la cocina debe diseñarse de tal manera que los niños puedan participar en el trabajo de la cocina con suficiente espacio y libertad de movimiento. En muchos casos, un simple taburete que acerque a los más pequeños a la altura de la encimera puede ayudar.

Por cierto: cocinar juntos con regularidad puede ayudar a enseñar a los niños a manipular los alimentos de forma consciente y a iniciarles en una dieta saludable lo antes posible. No es nada difícil enseñar a tus hijos reglas básicas importantes con platos sencillos y así iniciarles en una dieta equilibrada y saludable, que hoy en día se descuida en muchas familias. Con una guía nutricional para toda la familia, los padres aprenden a sentar bases importantes en la alimentación de sus hijos durante el embarazo o a la hora de alimentarlos con alimentos complementarios. En una cocina bien equipada, preparar comidas juntos es, por supuesto, mucho más fácil.

Organización versus caos

Las cosas pueden volverse bastante caóticas rápidamente en una cocina familiar ocupada. Aún no se han guardado los utensilios de cocina y los platos del almuerzo, ni tampoco todas las compras de la mañana, ahora el hijo mayor ha extendido sus deberes sobre la mesa y el suelo de la cocina se ha convertido en un parque de aventuras para el hijo pequeño…

No siempre es fácil mantener el orden en la cocina familiar, por eso aquí te dejamos algunos trucos para al menos no complicar el trabajo más de la cuenta:

  • Los utensilios de cocina deben tener un lugar fijo en armarios y cajones para que todos sepan siempre dónde encontrar algo.
  • Los insertos o separadores para armarios y cajones ayudan a garantizar que todos los utensilios de cocina estén al alcance de la mano. Arrastrar y buscar durante mucho tiempo en armarios profundos a menudo puede ser la última gota que acaba con la paciencia. Los elementos que se utilizan con frecuencia deben colocarse de manera que se pueda acceder a ellos con especial rapidez. Si no hay cuchillos u otros utensilios de cocina que supongan un riesgo para los más pequeños, puedes colocarlos en los armarios bajos al alcance de los niños. De esta manera puedes animarlos a que ayuden y, al mismo tiempo, mantenerlos ocupados y aprender a responsabilizarse de las tareas del hogar.
  • Un fregadero grande debería formar parte sin duda de toda cocina familiar. No sólo facilita el lavado de cacerolas, bandejas y ollas grandes, sino que también ofrece más espacio para enjuagar y preparar ingredientes.
  • Utiliza materiales lo más fáciles de limpiar posible para todos los elementos de la cocina y especialmente para la encimera de la cocina. Las superficies higiénicas y fáciles de limpiar ahorran mucho tiempo a largo plazo.
  • Y por último, pero no menos importante: mantén la calma y abstente de la perfección. Cuando se vive con niños, simplemente no es posible tener siempre un hogar perfectamente ordenado. También necesitan poder propagarse. Es mejor concertar una cita con ellos con antelación para que puedan ayudar a limpiar el desorden compartido.

Cocina de forma segura para la familia

La cuestión de la seguridad juega un papel importante en las cocinas familiares con niños pequeños. Pero ¿Cómo cocinar con niños sin tener que mantener la vista en todas partes para que los más pequeños no se hagan daño?

Electrodomésticos seguros para la cocina familiar

La mayor fuente de peligro es la zona de cocción, la encimera y el horno. Cuando se trata de una cocina eléctrica, la primera opción es una cocina de inducción, ya que solo calienta las ollas, la zona de cocción permanece relativamente fría.

Hoy en día, los hornos y las vaporeras suelen instalarse a la altura de la cintura o de los ojos. Esto no sólo evita que los más pequeños abran la puerta del horno, sino que también protege la espalda de los adultos.

Muchos fabricantes de electrodomésticos ofrecen ahora también modelos con mandos ocultos o empotrados. En un lavavajillas, por ejemplo, en el borde superior interior de la puerta y en una cocina con pomos empotrados que primero deben desbloquearse. De esta manera, minimiza el riesgo de que los niños jueguen con aparatos eléctricos sin supervisión o los enciendan o apaguen accidentalmente.

Corte y canteado

Los cuchillos y todo el equipo que pueda causar lesiones deben guardarse en armarios y cajones que estén fuera del alcance de los niños o asegurados con dispositivos de seguridad para niños adecuados, como un candado para cajones.

Las esquinas y los bordes afilados también pueden ser una fuente de peligro. Una encimera de madera redondeada ofrece menos riesgo de lesiones que una encimera de piedra natural con esquinas afiladas.

Adelántate a las manos de los niños curiosos

Nunca se debe subestimar la curiosidad de los niños. Y una vez que alcancen cierta edad, de todos modos se servirán a sí mismos en todas partes.

Otro detalle práctico para tener un poco más de seguridad en la cocina familiar son los cierres amortiguados para armarios y cajones. Esto reduce significativamente el riesgo de que se pille los dedos.

También es útil mantener siempre la encimera lo más ordenada y vacía posible. A los niños les gusta tirar del objeto más cercano que esté a su alcance, aunque no puedan ver de qué se trata. Si se trata de la tetera que acabas de usar o de un cuchillo de fruta que quedó tirado por ahí, el primer accidente es inevitable.

La cocina familiar como espacio creativo y de comunicación

Aunque es importante hacer que la cocina sea lo más segura posible para los niños, no se debe ignorar por completo la estética y la calidad de vida, especialmente si se trata de un salón-cocina. Haz concesiones, pero asegúrate de sentirte cómodo en la cocina.

Porque a pesar de todas las medidas de seguridad, no hay que olvidar para qué sirve realmente la cocina familiar: para que todos los miembros de la familia cocinen juntos y de forma creativa, para la comida familiar diaria, para jugar en el suelo y juegos de mesa en familia o con amigos en la mesa del comedor.

El intercambio y la comunicación a la altura de los ojos son valiosos para el desarrollo de los niños y para la relación con los padres. Una cocina familiar bien planificada puede ayudar a estimular esto. Aquí hay algunas ideas:

  • La zona de juegos ayuda a los niños a acercarse a la cocina de forma relajada. Incluso en cocinas más pequeñas conviene reservar al menos un pequeño rincón para los niños, para no tener que escuchar a la habitación de al lado mientras se hacen las tareas del hogar.
  • Las paredes magnéticas o de pizarra son un excelente medio para exponer los últimos dibujos de los niños, organizar citas y horarios, y escribir listas de compras y pequeños mensajes. Puedes diseñar una pared entera como ésta o, como solución de emergencia, simplemente utilizar el frigorífico con imanes.
  • Una isla de cocina es ideal para cocinar con niños. Ofrece suficiente espacio para trabajar juntos en las galletas o la cena. Vigilas a los más pequeños mientras cocinas por un lado y se crea una nueva obra maestra por el otro.
  • Una gran mesa de comedor no sólo ofrece espacio para comer en familia, sino también para hacer los deberes, amasar y preparar macedonias.
  • Los cuadros, las plantas, los adornos y los colores de la cocina influyen de manera significativa en el ambiente. ¡Sea creativo aquí!

Haz lo mejor que puedas

Incluso en la mejor cocina familiar, no siempre será posible conciliar sin problemas los niños y las tareas domésticas. Entonces toca mantener la calma, darles un respiro a todos y aprovecharlo lo mejor posible.

Realiza tu búsqueda