DISECO

Cuéllar, villa medieval

COMPARTE

Si deseas salir de la rutina, disfrutar de un fin de semana con la familia, los niños o unos amigos, y si además os atrae la historia, la arquitectura, la naturaleza, las leyendas… la localidad de Cuéllar, en la provincia de Segovia, aglutina todo ello, constituyendo un destino perfecto.

Auspiciado por su carácter medieval y por su amplio patrimonio, todo el núcleo urbano de esta Villa Medieval de Cuéllar ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1994, y forma parte, desde mayo de 2022, de la red de conjuntos históricos de Castilla y León.

En un tranquilo recorrido por la localidad podemos empaparnos de su importante patrimonio y rica historia, por lo que no podremos dejar de visitar monumentos tan importantes como:

  • Castillo de los Duques de Alburquerque. Al llegar a Cuéllar lo primero que destaca en la zona alta de la villa es su impresionante castillo, declarado junto a las murallas, Monumento Artístico Nacional en 1931. Esta edificación, documentada en el año 1306 fue iniciada por Álvaro de Luna, Condestable de Castilla, y continuada por Beltrán de la Cueva, válido de Enrique IV de Castilla y primer duque de Alburquerque y primer señor de Cuéllar en la Casa de la Cueva (1464), por lo que se le conoce como el Castillo de los Duques de Alburquerque. Su estilo es gótico renacentista, presentando un aspecto más palaciego que militar.
  • El conjunto amurallado de Cuéllar es uno de los más importantes de Castilla y León. De ambos extremos del castillo nacen las murallas que rodean, con sus dos kilómetros de extensión, el casco antiguo de la villa, Se data el inicio de su construcción hacia el año 1085 y su finalización hacia el siglo XVI. En la muralla existen diversas puertas como pueden ser la Puerta de la Judería, los arcos de San Basilio, San Andrés, San Martín o Santiago.
  • Cárcel Vieja. Esta construcción situada en la Plaza Mayor actualmente alberga el Ayuntamiento de Cuéllar. Construido a principios del siglo XVI, posee un bonito patio gótico renacentista.
  • Casa de los Rojas. También conocida como la “Casa de las Bolas” perteneció a D. Melchor de Rojas, un importante linaje documentado en el siglo XV. Actualmente alberga el Palacio de Justicia.
  • Panera y Casa del Duque de Alburquerque. Cerca de las murallas se halla esta edificación construida a finales del siglo XVIII para almacenar grano.
  • Palacio de Santa Cruz. Levantado en el siglo XVII, por el marqués de Santa Cruz, que estaba casado con una hija del Duque de Alburquerque, por lo que en su fachada figuran los escudos de la Casa de Alburquerque y del marquesado de Cadreita.
  • Palacio de Pedro I. Este palacio de estilo románico civil presenta una amplia torre que antiguamente estuvo almenada, además de una portada románica, ventanas geminadas y escudos de Velázquez y Velasco. En su interior se conserva en una de sus salas nobles un artesonado del siglo XV policromado con imágenes de personajes y escudos de armas.
  • Molino de viento “El cubo”. Considerado como el molino de viento más antiguo de Castilla y León, puesto que existe un documento en el que consta la compra del mismo por el segundo Duque de Alburquerque en el año 1496, continuando en funcionamiento como molino de viento hasta el siglo XVIII.
  • Barrio Judío. La comunidad judía en Cuéllar se remonta al siglo XIII, si bien la comunidad vivió su máximo esplendor en el siglo XV, formada por unas sesenta familias que se situaban entre las murallas de la ciudadela y de la villa.
  • Iglesia y convento de San Francisco. Construcción de estilo gótico, que los Duques de Alburquerque reedificaron, enriquecieron y eligieron como lugar de su enterramiento.
  • Iglesia y Hospital de la Magdalena. El hospital de la Magdalena fue fundado en 1429 para atender a las personas necesitadas por el Arcediano Gómez González. La portada gótica de la capilla presenta los escudos del fundador y del Duque de Alburquerque, y sobre ellos una imagen de Santa María Magdalena en piedra. Hay una placa fundacional en hebreo. Actualmente acoge la exposición permanente “Un viaje a través del legado Sefardí”.

La gastronomía de la zona, otro de sus mejores atractivos

Son famosos y de gran calidad los productos de la huerta castellanoleonesa como las envidias, la remolacha de mesa, las patatas… o las tradicionales pastas y dulces como las artesanales “Delicias de Cuéllar”. Del mismo modo, no nos podemos olvidar tampoco de su exquisito lechazo, todo ello regado siempre con el mejor vino de la zona servido en las mejores copas de Giona Premium Glass, las cuales están elaboradas en cristal de alta calidad para que los caldos no pierdan ni uno de sus aromas y matices y así poder disfrutar de la mejor gastronomía y los mejores vinos de esta tierra tan maravillosa.

Realiza tu búsqueda